Llegan las Navidades y, aunque este año sean algo especiales, seguimos teniendo ganas de hacernos regalos. En el artículo de hoy te mostramos por qué un patinete eléctrico es un gran regalo para Navidad.

1. Comodidad

La primera ventaja de los patinetes eléctricos está bien clara: nos proporcionan una comodidad increíble. Comodidad, por ejemplo:

  • a la hora de desplazarnos
  • al no tener que aparcar porque lo podemos llevar encima
  • al salir de casa con él ya prácticamente puesto
  • al poder llevarlo a cualquier parte porque pesa poco

A todo eso se suma el hecho de que podemos incorporar alguno de los accesorios para patinetes eléctricos disponibles, y hacerlo aún más cómodo y práctico, por ejemplo

2. Diversión

Además de ser una forma de transporte limpia y eficiente, ir en patinete es divertido. La sensación de velocidad, el aire en la cara, el movimiento… todo eso puede hacer que un simple paseo se convierta en un momento para disfrutar.

Una aventura sobre ruedas que, además, ¡también se puede compartir! Puedes salir solo o dar una vuelta con amigos y pasar un buen rato juntos. Y ya sabemos que, en Navidad, lo bonito es compartir… 😉

Los patinetes como mejor regalo para navidad

3. Salud

Aunque no lo parezca, cuando vamos en patinete estamos realizando un ejercicio físico moderado. Para desplazarnos a un sitio u otro, el patinete se guiará por los movimientos que hagamos.

Es verdad que no es como correr una maratón, pero iremos de pie realizando movimientos para acelerar, girar, frenar… ¡y hacer deporte es salud!

4. Ahorro

Por un lado, los patinetes eléctricos son un vehículo asequible, con precios variables pero que están muy por debajo del que tienen, por ejemplo, un coche, una moto, una scooter… e incluso que muchas bicicletas.

Ver patinetes eléctricos baratos

Y por otro lado, no consumen ningún tipo de combustible, con lo que solo cargándolos eléctricamente ya cubriremos nuestros desplazamientos diarios.

Vamos, que regalando un patinete eléctrico por Navidad estás regalando ahorro a la persona que lo vaya a usar, y sabes que no tendrá que invertir grandes cantidades de dinero en su mantenimiento.

5. Sostenibilidad

Al no usar combustibles y ser eléctricos, utilizan una forma de energía 100% limpia y sostenible. A diferencia de los coches, por ejemplo, que expulsan CO2 a la atmósfera, llevando un patinete podemos estar tranquilos de que no estamos contaminando el planeta de ninguna manera, ya que no emiten ningún compuesto nocivo.

Dados los tiempos que corren, donde el calentamiento global está a la orden del día, a nosotros nos parece que este punto es algo sumamente importante, y por eso nos alegramos tanto de que nuestros patinetes sean una alternativa respetuosa con el medio ambiente.