El uso del patinete eléctrico como alternativa sostenible para nuestros desplazamientos individuales, es ya una realidad. Por eso, no es de extrañar que cada vez haya más empresas que se apunten a esta forma de moverse.

Así, el patinete eléctrico está revolucionando así la manera en la que muchas empresas y autónomos acercan sus productos al cliente final.

El patinete eléctrico en el mundo de la empresa

Cada vez hay más personas que usan el patinete eléctrico para ir al trabajo. Es una manera limpia, cómoda y segura de hacer este tipo de trayectos. Pero, además, también hay muchas empresas que están incorporando el uso del patinete dentro de la propia compañía.

Por ejemplo, empresas que cuentan con grandes naves industriales o almacenes, que necesitan hacer desplazamientos constantemente entre unas zonas y otras. Tradicionalmente, estos desplazamientos se han hecho en coches o vehículos similares a los que podemos ver en los campos de golf. Pero ahora, gracias al auge del patinete eléctrico, pueden hacerse de manera más cómoda y práctica, ya que el patinete nos permite llegar a cualquier sitio y es muy fácil de transportar y guardar.

Además, también puede ser usado por aquellos trabajadores que, por la naturaleza de su trabajo, necesitan hacer desplazamientos a otras oficinas, hacer recados, recoger pedidos en distintos establecimientos… Sin la necesidad de estar perdiendo tiempo en aparcar o moverse en coche.

El delivery: entregando productos de manera sostenible

Existen ya muchas empresas encargadas del delivery, lo que viene siendo la entrega de productos a domicilio. Si bien hace unos años estas entregas se realizaban en furgoneta o motocicleta, cada vez vemos más repartidores en patinete eléctrico.

Empresas y movilidad sostenible

Empresas como Amazon siguen haciendo las entregas con furgonetas por la gran cantidad de paquetes que deben entregar, pero hay otras con un menor volumen, como las empresas de mensajería, o con productos que se enfrían, como la comida, que ya lo hacen en patinete.

Es el caso de empresas como por ejemplo Glovo, Deliveroo o Just Eat. Por la naturaleza de los productos que entregan (comida), necesitan un medio de transporte rápido y cómodo, que les permita entregar el pedido a tiempo y sin que se enfríe.

Teniendo en cuenta que este tipo de servicios a domicilio cada vez es mayor (y sobre todo después de las restricciones marcadas por el coronavirus), esta opción permite satisfacer las necesidades de los clientes sin provocar efectos negativos en el medio ambiente.

Ventajas del patinete eléctrico para las empresas

Algunos de los beneficios que aporta el uso de los patinetes eléctricos en las empresas son los siguientes:

  • Bajo coste. En comparación con otros vehículos, como las motocicletas, los patinetes tienen un precio mucho más asequible y pueden ayudar a despegar un negocio que acaba de empezar, minimizando sus costes. Además, también ofrecen un ahorro importante en combustible.
  • Facilidad de uso. El patinete es un vehículo pequeño y fácil de usar, para lo que no necesitamos que los trabajadores tengan carné de conducir. Se les puede formar rápidamente y conseguir que hagan sus desplazamientos de forma rápida y segura.
  • Comodidad. Hacer uso del coche todos los días en el trabajo puede resultar tedioso y hasta agotador. El patinete proporciona una sensación de libertad que hará del trabajo algo más cómodo y divertido.
  • Sostenibilidad. Como comentábamos, si todas las empresas de delivery o mensajería usaran vehículos de combustión, nuestras calles estarían mucho más contaminadas. Por eso, hacer uso de los patinetes ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar el estado de nuestras calles.