¿Sabías que pueden ponerte una multa también si vas en patinete eléctrico? En este artículo te explicamos todos los motivos por los que te podrían multar mientras conduces tu patinete.

Al existir ya una normativa para patinetes eléctricos, aprobada por el Gobierno y la DGT, era de esperar que tarde o temprano empezaran a multar por ciertos motivos, ya que los conductores de patinetes eléctricos no dejan de ser portadores de un vehículo, y también tienen unas normas que cumplir.

Y, al parecer, las multas no se han hecho de rogar: cada vez son más los usuarios de patinetes que reciben algún tipo de multa mientras lo conducen. A continuación veremos las más habituales.

1. Circular por la acera o zonas peatonales

Desde que se aprobó la normativa, los patinetes eléctricos tienen que circular por la carretera. Por eso, si te pillan circulando por la acera o cualquier zona peatonal, reservada para las personas que van a pie, podrían multarte.

2. No llevar casco

Actualmente, el uso de casco o elementos de protección es obligatorio en algunas ciudades españolas, pero no en todas. Si en algún momento se aprueba la obligatoriedad de su uso en la normativa, la multa ascenderá a unos 200€.

3. Llevar los auriculares puestos

Al igual que si vas en moto o en bicicleta, mientras conduces tu patinete eléctrico no puedes llevar auriculares. Esto es por el sencillo motivo de que llevar música o cualquier sonido directamente en el oído hace que no puedas escuchar atentamente a tu alrededor: una ambulancia, otros coches o vehículos, sirenas, etc.

La multa por ir con los auriculares puestos asciende a 200€.

4. Utilizar el móvil

De la misma manera, conducir mientras estás haciendo cosas con el móvil es una distracción importante, y la causa de muchos accidentes de tráfico (también con patinetes).

Para prevenirlos y evitar daños tanto a conductores como a otras personas, si utilizas cualquier dispositivo móvil mientras conduces te podrán poner una sanción de 200€.

multa movil patiente

5. Llevar un pasajero

Los patinetes eléctricos están pensados para llevar a una única persona. Dependiendo del patinete, podrás ver incluso cuál es el peso máximo que permite en sus especificaciones técnicas. Si llevas a una segunda persona, te pasarás del límite de peso y dañarás la batería de tu patinete.

Y además… sí, te llevarás una multa de 100€.

6. Conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas

Como decíamos, mientras conduces un patinete eléctrico debes cumplir todas las normas de circulación, ya que llevas un vehículo como cualquier otro.

Por eso, te podrán someter a controles de alcoholemia como a los conductores de coches y motos. Dependiendo del nivel de alcohol en sangre, te pueden multar con una sanción de hasta 1.000€. Si te niegas a realizar el control de alcoholemia, también se te podrá sancionar.

7. No ser suficientemente visible

Debes asegurarte de ser suficientemente visible para el resto de conductores y peatones, sobre todo de noche o en zonas con mala visibilidad. Para ello, es importante que tu patinete lleve luces y, si hiciera falta, que lleves chaleco reflectante.

Si no, podrás estar cometiendo una infracción considerada como conducción negligente y se te sancionará con 200€.

8. Aparcar en medio de la acera

Aunque no existen normas específicas sobre este punto, la DGT establece que las aceras son espacios donde los peatones tienen preferencia. Es posible, por tanto, que pronto se empiece a multar a aquellos usuarios de patinetes que los dejen en cualquier sitio en lugar de en las zonas habilitadas (aparcamientos para VMP o bicicletas).

 

Además, en todos los casos también puede ser que se inmovilice tu patinete por parte de la policía, o incluso que te lo requisen.