La autonomía en el mundo de la movilidad es muy importante, esto puede decantarnos por la compra de una opción u otra.

¿Quién no ha prestado gran atención a la información de consumo de un vehículo antes de comprarlo?

Para ello hay que tener en cuento todos los factores externos que afectan directamente a la autonomía del mismo.Hay gran diferencia entre circular en autovía a una velocidad media de 80-90km/h que en una vía agrícola en la que nuestra velocidad no supera en el mejor de los casos los 15-20km/h. El ratio de consumo por kilómetro será mayor en la segunda opción.

Un ejemplo muy claro, es uno de los test que se realizan en un Tesla Model 3 (Fuente: Km77). Circulando en autovía y autopista, la media del ratio de consumo es de 19,7 kWh/100km. A velocidad de 120km/h de crucero el consumo puede variar entre 18 y 21 kWh/100km, dependiendo de la orografía, temperatura y otras condiciones como puede ser el viento. La autonomía del Tesla Model 3 en este caso concreto estaría entre 420 y 350km.

Cogiendo de referencia el caso anteriormente mencionado, la autonomía de un patinete eléctrico la podríamos comparar con la de un vehículo de carretera. Es decir, influirán factores externos y propios de nuestra condición física, entre otros, en el rendimiento final de nuestro vehículo de movilidad personal. Los principales son:

  • Peso de carga
  • Tipo de recorrido
  • Superficie del terreno en el que circulemos
  •  Pendientes
  • Velocidad
  • Condiciones climatológicas

Todos estos factores influyen en la autonomía final de la batería de nuestro patinete eléctrico, al igual que su velocidad máxima. Estos factores hay que tenerlos en cuenta a la hora de calcular la autonomía de nuestro vehículo de movilidad personal. Para consultar los detalles técnicos de todos los modelos haz click aquí.